A PROPÓSITO DEL VIRAL ‘CÓMEME EL DONUT’

Cómeme el 'toto

Ayer me cayó en los ojos, como quién va paseando por el campo y pisa un mojón, la última moda freak de la tele: la canción de “Cómeme el Donut”. Si no sabes de qué va, si no lo has visto aún, no lo hagas. ¡Sálvate tú que puedes! Eso sí, me ha dado para pensar un rato. Unos 3 minutos concretamente. Y voy a hacer una confesión.

by Angie Lófer

Se supone que este tipo de fenómenos volátiles de la red, hacen gracia. O sea… Dos personajes (porque espero, por el bien de la genética ibérica, que sean sólo eso, personajes) salen en Factor X haciendo el canelo. Las visualizaciones en Youtube aumentan como una piscina de gremlins; la red se vuelve loca, se produce esa metástasis viral inexplicable… La gente se ríe. Y luego, la moda se pasa y muere. Alguien gana dinero y algunos discos de Mozart se suicidan por el camino. No pasa nada. Ya está.

Como músico, no tengo nada en contra de este tipo de engendros porque no los considero hierba del mismo campo. Lo que verdaderamente me da por culo es que… no me hacen gracia. Y yo me quiero reír, de verdad que lo intento. Pero no me sale. Me da un bochorno tremendo. Se me va el dedito al pause con susto, como si se me hubiera aparecido Leticia Sabater por el pasillo de casa. Me da urticaria mental, no lo puedo soportar.

Serán los años de conservatorio, los discos de Jazz, la EGB…. Yo qué sé. Algún cortafuego del cerebro me impide disfrutar del neo-sentido del humor de este siglo.

Y no sólo eso, es que también me agrian el humor. Me entran, un poquito, como ganas de… gasear. Y soy pacifista, de verdad. Que recojo gatitos de la calle. Pero es que hay un algo, en algún rincón diminuto de la dignidad profesional, que me da error. Parpadea una luz, pita la alarma. Ñeeee. No sé si me entiendes. Si a ti también te pasa, dime algo, anda. Que me dejas más tranquila. 

En fin… Creo que voy a pillar una botella de Anís del Mono, voy a poner Telecinco y comenzar a gritar, “Cómeme tú el Toto”.
A ver si se me pasa.

1 comentario en “Cómeme el ‘toto’

  1. Excentricidades de este tipo siempre han existido y no dejarán de hacerlo, quiero recordar si mi neurona no me lo impide para salvaguardar lo que me queda cuerdo de cerebro, a unas ¿Vulpes? cantando aquello de “es que me pica el co…o” o incluso peor aún, a un Ramoncín que cual Tarzán en su tupida selva, va en un concierto en directo, se saca el chorra la “chorra” y comienza a “chorrear” a las primeras filas de fans que, imagino guardarían en frascos de recogida de orina, la flor y nata de la maravilla mundial de un ser venido a este mundo a salvar a la Sgae de su triste y penoso martirio porque no hacía caja.

Deja un comentario

diecisiete − once =

0